Consejos para tener un vuelo placentero

|


Flight 4516478 960 720


Cuando planeamos nuestras vacaciones o escapadas, normalmente solemos prestar mucha atención a los itinerarios disponibles en destino. Y sin embargo puede que, de vez en cuando, nos olvidemos de estar atentos a los detalles que hacen a un vuelo relajado.


Sin ir más lejos, las reglas acerca de qué se puede o no llevar como parte de nuestro equipaje, suelen traer varios problemas a quienes no están acostumbrados a subirse a este tipo de aeronaves, y por eso conviene realizar un repaso antes.


Para que quede claro, no podemos llevar ningún tipo de sustancias inflamables ni en el equipaje de mano ni tampoco en la bodega. Nos referimos a productos como cilindros de gas, petardos, etc. Tampoco tendrás la posibilidad de llevar en tu equipaje elementos afilados o de punta, como sacacorchos, bisturís, pinzas, etc.


Como se puede ver, el momento de hacer las maletas es relevante, y en esta ocasión lo mejor es leer detenidamente los requisitos de cada una de las aerolíneas respecto del tamaño y el peso permitido para el equipaje de mano, como para el de bodegas. Si superas los límites podrías tener que pagar una buena cantidad de dinero extra, así que intenta ser cuidadoso.


A estas alturas, lo mejor es completar el check-in directamente desde Internet, evitando tener que realizar este molesto pero necesario trámite una vez que lleguemos al aeropuerto, cuando pueden aparecer otros inconvenientes que nos pongan nervioso.


Recuerda que, antes de subir al avión, no sólo revisarán tus papeles sino también a ti y todos los elementos que llevas encima, así que no saltees ninguna de las normas porque eso podría retrasarte, sin hablar de la vergüenza de esas situaciones.


Si viajas a algún país exótico o del que sospeches que tienen costumbres diferentes a las de otros, las recomendaciones de viajero fácil podrían serte muy útiles. Los Estados Unidos o Australia, entre otros, son recelosos con el ingreso de alimentos, y es mejor anticiparse a esas curiosidades antes de tener que deshacernos de ese producto en la línea de embarque.


Luego, aunque a todos nos gusta vernos bien y vestir a la moda, el avión no es precisamente el mejor sitio para un desfile, sino que debes priorizar el estar cómodo durante todo el recorrido. Cuanto más largo sea el viaje, más incómodo te sentirás si no has elegido bien tu outfit.


El teléfono, mientras estamos en el aire, debe permanecer de hecho en el Modo Avión, ya que aunque algunas aerolíneas nos permiten conectarnos a redes WiFi, las pocas que lo hacen suele cobrar recargos por ello. Asegúrate antes de subir a la aeronave que lo tienes contratado si no te queda otra alternativa que estar conectado en el aire.


Comer es algo que sí puedes hacer en el avión sin mayores restricciones, aunque nuestro consejo es que siempre apuestes por pequeños bocadillos o sándwiches, pero evitando aquellos que puedan desprender olores desagradables o desarmarse.


Como puedes ver, pequeñas cuestiones como éstas pueden mejorar el principio o el final de tu viaje, así que mejor considerarlas para tu próximo vuelo.