Casinos, una forma distinta de hacer turismo

|

El turismo es una de las industrias que evoluciona con mayor velocidad, adaptándose de forma constante a las nuevas demandas de los públicos, tanto de los jóvenes como de aquellos que ya tienen experiencia viajando y quieren disfrutar de nuevas sensaciones.


Por curioso que parezca, en los últimos años son cada vez más los visitantes de diferentes destinos en todas partes del mundo que deciden escoger el punto donde pasar sus vacaciones a partir de la oferta de ocio local y, más en concreto, los por casinos disponibles.


Sign 2237590 1280


Con propuestas como la de CasinoBonos.es, que permiten pasárselo en grande sin arriesgar el dinero, los viajeros de todas partes del planeta ya consideran a los casinos como un atractivo turístico más, a la altura de la cultura, los paisajes naturales o la buena gastronomía.


Lo cierto es que los grandes complejos hoteleros han evolucionado hasta transformarse en una especie de ciudad paralela, consiguiendo que, en numerosas oportunidades, los recién llegados ni siquiera tengan que salir de sus fronteras para poder divertirse.


De más está decir que uno de los ejemplos clásicos que tenemos al respecto es el de Las Vegas, Nevada, tal vez el primer destino turístico a nivel mundial que comprendió el enorme interés que generan los juegos en visitantes que llegan desde los cinco continentes.


Pero más allá de Las Vegas, es notable cómo muchos otros territorios, conscientes de esta situación que describimos, han decidido también suavizar sus normativas en contra del juego en los casinos, priorizando la diversión del público como los ingresos para otra clase de inversiones.


Con Nevada como paradigma, asistimos al establecimiento de los juegos de azar como un atractivo turístico en sí mismo, uno que produce movimientos por millones de personas todos los años, personas que además pueden escoger entre apostar realmente con su dinero, o buscar algunas de las alternativas para vivir los mismos momentos sin tener que invertir en ello.


Claro, quienes juegan habitualmente dicen que es muy distinto cuando hay dinero real de por medio, pero en cualquier caso lo importante es que cada vez más turistas deciden expresamente viajar a un sitio para disfrutar de la ruleta, de las máquinas tragaperras y otras similares.


Por fuera de los Estados Unidos se han establecido otros circuitos turísticos atractivos para quienes tal vez no quieran viajar demasiado ni salir de Europa, como los que vemos en los casinos de Barcelona, Madrid o Mallorca en España, además del de Baden-Banden, uno de los más lujosos de todo el viejo continente, ubicado en Alemania. ¿Quieres glamour? Entonces también deberías darte una vuelta por el casino del Principado de Mónaco.


Con nuevas modalidades de juegos, una propuesta de entretenimiento cada vez más integral pero también específica para quienes buscan algo en particular, los casinos se han transformado en un atractivo turístico que congrega a millones de personas alrededor del globo, y que podría ser un buen tópico para planear tu próxima salida de casa.