¿Qué hacer en Tabarca y Santa Pola?

|

Spain g81ee13e98 1280


Si te encuentras de vacaciones en la Comunidad Valenciana, y más precisamente en la localidad de Santa Pola, en la provincia de Alicante, existen algunos atractivos turísticos que no deberías perderte durante las vacaciones, como por ejemplo disfrutar de la bellísima Tabarca.



En efecto, se trata de la única isla habitada de la Comunitat Valenciana y se encuentra frente a la ciudad de Alicante, siendo una salida recurrente para amigos y familiares que desean pasar una jornada diferente, cruzando esas pocas millas náuticas gracias a Windsail Charter Santa Pola.


De este modo, puedes subirte a un velero de 12 metros de largo para andar por el Mediterráneo, como parte de uno de los paseos más atractivos de esta parte de España, en un recorrido que diversificó sus propuestas en los últimos tiempos, hasta tener una para cada visitante.


De hecho, no sólo vas a poder conducir una embarcación sin disponer de un carnet especial, sino que además tendrás ocasión de pasar unas fiestas magníficas con quien quieras, evitando grandes gastos de dinero y compartiendo el viaje con gente que quiere gozar, como tú.


Con una temperatura envidiable durante los 365 días del año, Alicante y específicamente Tabarca representan el conocimiento de uno de los mejores secretos del Mediterráneo, una gran idea para desconectar, aprovechando los servicios de alquiler de barcos que se ofrecen en Santa Pola.


Estas firmas, que en muchos casos también ponen a disposición de los usuarios servicios de alquiler de barco sin patrón en Alicante, son la mejor alternativa para quienes quieren estar en contacto con lo natural, con la naturaleza, pero de una manera distinta, en una travesía que ya nunca olvidarán.


Nada como alquilar un velero para celebrar una despedida de soltero o de soltera, para festejar alguna conquista en cualquier ámbito de la vida, y todos los que han tenido la posibilidad de navegar a través de estas magníficas aguas saben que es un antes y un después de hacerlo.


Mientras la brisa te da suavemente en la cara y dejas que los rayos solares te abracen, puedes prepararte para nadar en algunas de las mejores aguas del Mediterráneo, dejando de lado las multitudinarias playas, donde los niños, la música y todo lo demás interrumpe el momento.


Estos paseos en barco significan una perspectiva de la Costa Blanca que poco tiene que ver con la que estamos acostumbrados a ver, un poco pedir prestada la vida de un magnate que se mueve a bordo de su embarcación, la deja donde desea y se va a nadar, sin que nada le esté molestando.


Y es que justamente una de las claves de esta opción turística es que su valor es mucho menor del que podrías llegar a suponer, al punto de que está al alcance de prácticamente cualquier bolsillo.


Quienes se encuentren en la provincia de Alicante y quieran darse el lujo de asistir al Mediterráneo durante las mejores horas de sol del día, pero también cuando cae la noche, y las estrellas se encargan de iluminar el firmamento, tienen en este trayecto uno 100% único en su tipo.

www.gargallo-hotels.com