Granada, la “Gran Sultana“ de Nicaragua

|


Fue la escritora española Baronesa de Wilson, Dña. Emilia Serrano García del Tornell , la que le dio el cariñoso apelativo de “Gran Sultana” ; según dicen unos, porque en los años en que se fundo la ciudad , España se libraba de la dominación musulmana ; según otros en honor a un volcán conocido como “El Sultán y su novia Granada”. Pero no es este el único calificativo que recibe la hermosa capital turística de Nicaragua, pues también se la conoce como la “Sirena” por su abierta mirada al lago Cocibolca, autentico motor económico del devenir de la primera ciudad colonial de Centroamérica, fundada por el conquistador español Francisco Hernández de Córdoba en 1524. Una urbe habitada en sus orígenes por los “diarianes” - una casta de los “choretega” , guerreros, artistas y amantes de la astronomía , la botánica y la medicina – y a partir del siglo XVI por los conquistadores españoles y sus históricos enemigos en el Caribe : ingleses, holandeses y franceses, que hicieron de Granada un lugar para la conquista y el saqueo . Los piratas Jean David en 1965 , Gallardito en 1670, William Dampier en 1685 y el filibustero William Walker en 1856 atacan, incendian y saquean la ciudad hasta el punto de que se hace famosa la frase “here was Granada” ( aquí estuvo Granada ) .




Pero ni piratas, ni volcanes, ni conquistadores acaban con Granada y su rico entorno de excelentes plantaciones de café, tabaco y cacao. Gracias al espíritu comercial y liberal de sus ciudadanos, Granada se convierte con el paso del tiempo en el principal baluarte turístico del pequeño país nicaragüense. Una urbe con el olor y sabor de la floreciente España colonial , la luz del Mediterráneo y una arquitectura de espectaculares mansiones coloniales de sencilla fachada y sorprendente interior, con jardines tropicales, fuentes de agua , sombras refrescantes y las populares ”mecedoras” ; útil herramienta de relax que a la caída del sol aparecen silenciosas en las aceras de las calles a la búsqueda de esa brisa que no llega y que los granadinos combaten con sus refrescantes y dulces helados de un sinfín de sabores .



Granada es una villa para pasear en esos coches tirados por caballos , transporte tradicional de la urbe para los turistas y sus propios habitantes . Al trote , el viajero descubre la cuadricula de calles anchas y rectas que forman el centro de la ciudad y que desembocan en el Parque Colon , conocido como Parque Central, donde se ubican los edificios más carismáticos de la urbe como la Catedral, el Ayuntamiento, el elegante Hotel Plaza Colon . Y en sus inmediaciones, el Mercado Municipal con su variopinto universo de productos alimenticios . Verduras frescas, frutas tropicales, huevos, carnes , miel del Mombacho y los excelentes pescados del lago Cocibolca tientan al visitante , quien los puede degustar , horas mas tarde , en alguno de los afamados restaurantes de Granada , en los que se cocinan los mejores asados del país y los pescados mas frescos y sabrosos del lago ; sin olvidar nuestra clásica paella que Dña. Conchi, española de pro, elabora en su restaurante del mismo nombre con una carta y decoración tan peculiar como su propietaria . No se lo pierdan .


DATOS UTILES


Para llegar


IBERIA dispone de un vuelo diario y directo a San José de Costa Rica con conexión a Managua .


Para información


Oficina de Promoción Turística de Centroamérica. C/ Rafael Salgado 9 . Madrid . Tl . 914573424 



Texto:Mariano Palacin