El ICTE diseñará protocolos de seguridad COVID-19 para el sector turístico

|


Con motivo de la expansión del Covid-19 en España, desde el sector turístico existe una gran demanda tanto pública como privada acerca de la necesidad de establecer una serie de protocolos que minimicen los riesgos higiénico-sanitarios en establecimientos turísticos y destinos con el objetivo de garantizar un mayor nivel de seguridad frente a la expansión del coronavirus.



Tras las peticiones recibidas por el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) por parte de comunidades autónomas, ayuntamientos y empresas, la Junta Directiva del ICTE ha acordado desarrollar de forma consensuada una serie de especificaciones técnicas que permita a los destinos y servicios turísticos normalizar la prestación de los mismos una vez finalice el estado de alarma y se inicie la desescalada por parte del Gobierno.


Como órgano gestor encargado del fomento y elaboración de normas de calidad en el sector turístico, el Instituto lidera esta iniciativa en coordinación con la Secretaría de Estado de Turismo y con la participación de instituciones de máximo prestigio: la Organización Médico Colegial (OMC); la Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo (AEEMT) y la Asociación Española de Servicios de Prevención Laboral (AESPLA).


Asimismo, el hecho de que de la Junta Directiva del ICTE formen parte instituciones público y privadas –la Secretaría de Estado de Turismo, las Comunidades Autónomas, la FEMP, y las patronales nacionales de hoteles, restauración, agencias de viajes, campings, turismo rural, balnearios, transporte por carretera, turismo activo y turismo náutico- garantiza la transversalidad de esta iniciativa que pretende alcanzar tanto al sector turístico, tanto en el ámbito público como privado de nuestro país.


La Junta Directiva también ha aprobado direccionar a todas las instituciones y empresas del sector turístico hacia estas especificaciones técnicas elaboradas por el ICTE para planificar el reinicio de la actividad turística y evitar así la dispersión de documentos y sellos que puedan generar confusión tanto en las empresas y gestores de destinos como en los clientes.

Tal y como advierten los especialistas, la lucha contra la COVID-19 va a ser un largo proceso, por lo tanto, el objetivo del ICTE, como promotor de esta iniciativa en coordinación con la SET, es garantizar que la apertura de los establecimientos y los destinos turísticos se realice con la mayor seguridad posible, ofreciendo al sector turístico una herramienta que permita la implantación de una serie de protocolos de seguridad higiénico-sanitarios en todos los departamentos que intervienen en los procesos del servicio garantizando la disminución de riesgos frente al coronavirus.


El presidente del ICTE, Miguel Mirones, ha agradecido a todos los miembros de la Junta Directiva su apoyo y colaboración en este proyecto y, en especial a la Secretaría de Estado de Turismo por su disposición a coordinar conjuntamente todo el proceso.


Asimismo, Mirones ha afirmado que “es importante destacar el hecho de que se esté trabajando en conjunto con productos y destinos, para que tanto los establecimientos como los entornos en los que se ubican se comprometan de manera común para tomar las medidas necesarias para minimizar los riesgos de propagación del Covid-19”. Cuando las autoridades sanitarias permitan las reaperturas de los establecimientos “los potenciales turistas buscarán la máxima seguridad, pero no sólo del producto del que quieran disfrutar, sino también saber que el municipio en el que se encuentren ha adoptado todas las medidas de prevención adecuadas” ha añadido el presidente del ICTE.


En la actualidad, el Instituto para la Calidad Turística Española tiene certificados diferentes recursos de gestión pública como playas, palacios de congresos y oficinas de turismo de 185 municipios repartidos por toda la geografía española y aproximadamente 1.700 empresas de 27 subsectores turísticos.


La elaboración de las especificaciones técnicas se ha comenzado en los subsectores de alojamiento, restauración, playas y balnearios. Más adelante, se continuará con el resto de subsectores que tienen normas.