De Camping por Castilla y León, naturaleza a raudales

|

Camping



Castilla y León ofrece multitud de ofertas turísticas para todos los gustos, desde el turismo cultural, patrimonial y artístico, al turismo rural y de naturaleza, pasando por opciones como escapadas de salud y bienestar o rutas gastronómicas, enológicas o micológicas. Pero, sin duda, una de las mejores formas de conocer esta tierra es ir de camping, ya que así se puede disfrutar de la naturaleza en estado puro.


El turismo de naturaleza está cada vez más en boga. Al aumento considerable que ha tenido en los últimos años, debido a que cada vez más personas prefieren pasar sus vacaciones en lugares poco frecuentados y en relación con el medio ambiente, se le suma que en los últimos meses la pandemia del coronavirus ha obligado a muchos turistas a replantearse la forma en la que quieren pasar sus días libres.


En cualquier caso, lo cierto es que si se desean unas vacaciones alejados del mundanal ruido y las aglomeraciones de los lugares en la costa, disfrutando de tranquilos paseos por la naturaleza, la solución ideal es optar por el turismo de naturaleza en Castilla y León. Si además se va en familia, entonces será una experiencia inolvidable para los niños.


La forma más auténtica de disfrutar de la naturaleza


En ese sentido, para que la experiencia sea lo más realista posible es fundamental contar con un alojamiento que esté en comunión con la naturaleza y desde el que poder realizar los traslados en poco tiempo. Por supuesto, está la opción de hacer noche en hoteles, hostales o casas rurales, pero si hay algo que nos hace disfrutar de la naturaleza y de los espacios abiertos como nada, eso son los campings.


Hacer acampada es una experiencia que nadie debería perderse, puesto que es una forma fácil, divertida y más barata de recorrer cientos de lugares.


Y que nadie se llame a despiste. Hoy por hoy, los campings disponen de una gran variedad de servicios, en muchos casos similares a los de los hoteles. En muchos de ellos, aparte de la zona de acampada propiamente dicha, también existen zonas de bungalows, que incluyen todas las comodidades.


Campings para todos los gustos y bolsillos


La mayoría de los Campings de Castilla y León se sitúan en espacios naturales, porque precisamente esa es su mejor baza, que se está en contacto directo con la naturaleza. En la Comunidad Autónoma de Castilla y León, una de las mejores zonas de España para realizar turismo de interior (como es el caso del turismo de naturaleza, pero también del turismo cultural), existen gran cantidad de instalaciones de camping realmente interesantes, situados estratégicamente, a precios muy asequibles y con todas las comodidades.


En todas y cada una de las provincias castellanoleonesas (Burgos, Palencia, Ávila, Valladolid, Segovia, Soria, Zamora o Salamanca) existe la posibilidad de ir de camping, por lo que es una apuesta segura si se busca una aventura diferente y rodeada de naturaleza viva. Además, la comunidad brinda una amplia oferta de campings de muchas categorías, contando algunos de ellos con características de lujo.


La mayoría de los campings disponen de piscinas y otros servicios iguales a un hotel, pero además ofrecen actividades variadas para los clientes, todas ellas relacionadas con la naturaleza y el medio ambiente: ciclismo, gastronomía y enología, micología, deportes en la naturaleza, avistamiento de animales salvajes, etc.


Los campings, lugares seguros


Es muy probable que en estos momentos surjan las dudas de si es recomendable viajar y hacer camping. Es lógico. Por eso desde los Campings de Castilla y León se garantizan las condiciones de salubridad y seguridad oportunas tanto para los clientes como para los trabajadores. Se siguen los protocolos de seguridad más exigentes: pautas de higiene, limpieza y desinfección, distancia de seguridad, uso de EPIs, control de aforos y medidas informativas, entre otras acciones. Todo ello con el beneplácito del Instituto para la Calidad Turística de España.