Burgos en 3 días: los imprescindibles de esta localidad

|

Burgos 3551330 1920



Burgos es uno de esos lugares donde los amantes del turismo deben ir al menos una vez en la vida. Considerando algunos de sus atractivos, que van desde la famosa catedral gótica Patrimonio de la Humanidad hasta su gastronomía, y pasando por los espacios verdes, los paseos y las callecitas, todo en este destino parece pensado para deleite del viajero.


Lamentablemente, sin embargo, es habitual que no dispongamos de demasiado tiempo libre en nuestras salidas de casa y lejos de la rutina, por lo que vamos a enseñarte qué ver en Burgos, basándonos en ciertos indispensables en el itinerario de cualquier viajero.


Uno de los primeros sitios a los que debes acudir tan pronto llegues es el Monasterio de las Huelgas Reales, construido entre los siglos XII y XIII a pedido de Alfonso VIII y su esposa Leonor Plantagenet. Se trata de una obra magnífica, a cuyo cargo llegó a estar ni más ni menos que el Sumo Pontífice por la relevancia que representaba para la Iglesia Católica.

No muy lejos del centro de Burgos, a unos 15 minutos, tenemos el Monasterio de San Pedro de Cardeña, el lugar donde se produjo la masacre de monjes a manos de musulmanes conocida en la historia como “los Mártires de Cardeña”. La leyenda cuenta que dentro de este espacio fue enterrado el caballo del Cid, Babieca, y hasta hay un monolito en su recuerdo.


La mencionábamos al comienzo, y lo cierto es que la Catedral de Burgos, con su distinción de Patrimonio de la Humanidad, es considerado uno de los edificios que mejor expone las virtudes del estilo gótico en todo el continente europeo. También es un sitio acogedor para los amantes del arte, ya que preserva obras como el retablo de Gil de Siloé o el cimborrio de Juan de Colonia.


Burgos 2806476 1920



Si prefieres conocer también algo relacionado con la ciencia, entonces te aconsejamos ir hasta el Paseo de la Sierra de Atapuerca para disfrutar del Museo de la Evolución Humana o MEH, producto de la inspiración del arquitecto Juan Navarro Baldeweg, y considerado uno de los museos imperdibles de Castilla y León. Mucha atención a los cristales que recubren algunos de los muros, como a los elementos que muestran el proceso evolutivo de la especie humana.


Distinción aparte merece el Castillo y las Murallas de Burgos, que sobresale gracias a su elevación de casi 100 metros sobre buena parte del resto de la ciudad, lo que le convierte en un punto simbólico burgalés. Construido por el conde Diego Rodríguez Porcelos hacia finales del siglo IX, es más conocido en la historia española por haber servido como prisión de ilustres personajes, entre los que se encuentran los reyes García de Galicia y Alfonso VI de León. No obstante, ahora es una excelente opción de esparcimiento que rinde culto a los grandes poetas locales.


Y evidentemente, también te sugerimos que no pierdas la oportunidad de comer en Burgos, y con eso nos referimos a que pruebes algunas de las tantas recetas tradicionales de la gastronomía local, algunas de las cuales involucran platillos especialmente saludables pero no por eso menos sabrosos.