El atractivo de las leyendas de amor

|



En Europa es habitual encontrar leyendas de amor que han transcurrido a lo largo de la historia. Los lugares donde supuestamente se produjeron esos amores, en la mayoría de los casos, desventurados, las promocionan turísticamente. Unas organizan museos, otros representaciones teatrales más o menos históricas y en otros casos mantienen en secreto el lugar exacto donde ocurrieron los hechos, añadiendo más incógnitas a las leyendas.


Coincidiendo con el 14 de febrero, día de San Valentín descubrimos algunas historias, los lugares donde supuestamente ocurrieron y desvelamos algunos secretos desconocidos.


Casi todos conocemos la desventura de Romeo y Julieta en la Verona del Renacimiento, algunos la historia de amor de Isabel de Segura y Diego de Marcilla en el Teruel de la Edad Media, muy pocos conocen la desgraciada relación de Pedro e Inés de Castro en Coimbra, quizá algunos saben del amor imposible de Sor Mariana por el conde Chamilly en Beja, casi nadie sabe de las relaciones incestuosas que mantuvieron los hermanos Anna y Stanislaw Osiecimowie en la ciudad polaca de Krosno, puede que algunos hayan oído hablar de los amores prohibidos de Éthain y Midhir en la irlandesa Longford.... y es muy raro que hayáis escuchado algo de la presentosa, un símbolo de amor eterno y fidelidad, convertida en tradición en la italiana Scano.



Leyendas de amores imposibles


A principios del S. XIII, dos jóvenes, hijos de familias nobles de la Villa de Teruel, pasaron de jugar juntos a enamorarse sin remedio. Sus nombres, Isabel de Segura y Diego de Marcilla. La familia de ella no lo aceptaba y el joven decide marcharse a la guerra a hacer fortuna. Se le perdió la pista, con tanta mala suerte, que casan a Isabel con otro pretendiente.


El día de la boda aparece Diego de Marcilla, pero no había nada que hacer, el matrimonio era un hecho y el joven muere de pena. Durante su entierro ocurre un imprevisto. Una mujer vestida de negro se acerca al cuerpo sin vida de Diego, le da un beso y cae muerta de dolor y desconsuelo. Aquella dama es Isabel y el pueblo decide enterrarlos juntos y recordar una historia que ha llegado hasta nuestros días.


Para ver a los amantes hay que acercarse al museo turolense, y contemplar la escultura de alabastro de Juan de Ávalos, donde las manos de los amantes se acercan pero ni siquiera se rozan. Se refleja así el amor imposible, inalcanzable, el desgarro de la muerte por amor.


Anna y Stanislaw, desconocían que eran medio hermanos, pero se enamoraron, y de ahí surgió una leyenda de amor incestuoso, en la Polonia del siglo XVII. A la vuelta de un viaje a Roma Stanislaw Osiecimowie encontró a Anna muerta a causa de una enfermedad, y ordenó ser enterrado junto a ella en la cripta. Allí encontramos sus tumbas hoy en día.... uno al lado del otro.


Pedro de Portugal, quedó prendado de la dama de compañía de su esposa Constanza y mantuvieron una relación extramarital. Cuando murió la mujer de Pedro se casaron en secreto, pero el rey Alfonso IV no lo veía bien y mandó asesinar a Inés de Castro. Años más tarde, cuando Pedro fue rey, ordenó desenterrar el cuerpo de Inés, lo sentó en el trono y obligó a toda la nobleza a rendir vasallaje al cadáver.


Sor Mariana Alcoforado era una religiosa de un convento de la ciudad portuguesa da Beja donde fue seducida por el conde Chamilly, un capitán de la caballería francesa. Éste partió a Francia y olvidó a Mariana. Así que la religiosa se dedicó a escribirle para expresarle su amor, dando rienda suelta a su pasión en las misivas. Están consideradas como una obra maestra de la literatura portuguesa. Aunque realmente no se sabe si las escribió ella o no.


Según una leyenda irlandesa, el joven rey Midhir, casado con una celosa y malvada mujer, se enamoró de una princesa de las hadas, la bella Éthain. Enterada Fuamnach, su esposa, transformó a la joven en una mariposa que fue arrastrada por toda Irlanda durante siete años.


Mil años después, cosas de las leyendas, se volvieron a encontrar Midhir y Ehtain y después de varias vicisitudes, acabaron convertidos en cisnes y entraron en la tierra de la eterna juventud.




Romeo y Julieta, la historia de amor más conocida


Hacia el siglo XVI, los Montesco y los Capuleto eran dos acaudaladas familias enfrentadas a muerte. Romeo, un joven hidalgo, pertenecía a la familia de los Montesco. Julieta, una hermosa doncella, a los Capuleto. Un día su familia ofrece una fiesta a la que asiste disfrazado Romeo. Conoce a Julieta. Se enamoran y poco después se casan en secreto.


Todos nos hemos imaginado a Romeo escalando un muro para ver a Julieta, a ésta bebiendo la pócima para fingir su muerte de tal manera que convence hasta a su amado, y como él toma un veneno y muere. Esta vez de verdad.


El momento culmen de la tragedia se produce cuando la joven despierta y descubre el cadáver de su querido Romeo. Ante la desesperación, se apuñala y muere. Shakespeare plasmó en sus obras las pasiones del ser humano copiando historias de la mitología en las que el summum del amor es la muerte.


La ciudad italiana de Verona ha explotado turísticamente la historia de los dos amantes. En una de sus calles empedradas encontramos un palacio medieval que aún conserva detalles del siglo XIII y en el que según la tradición popular - que mezcla realidad y ficción- se sitúa la casa de una de las protagonistas más universalmente conocidas de las obras del británico William Shakespeare.


A la entrada del edificio hay decenas de miles de tarjetas con frases relacionadas con el amor. Son tantas que el ayuntamiento las retira anualmente el 14 de febrero y el 17 de septiembre, día del cumpleaños de Julieta. En el patio hay mensajes escritos en candados para sellar el amor de las parejas que visitan el lugar o para pedir la ayuda de Julieta, junto a su estatua de bronce. Quien la acaricie regresará a Verona.


No queremos acabar sin referirnos a una de las obras literarias que reflejan el amor total: "La divina Comedia”. Recogemos esta historia universal porque este año se celebra el séptimo centenario de la muerte de su autor, Dante Allighieri.

Para los interesados en este escritor hay organizada una ruta bajo el nombre de La vie di Dante (Los caminos de Dante), que sigue sus pasos atravesando ciudades del norte de Italia como Florencia -lugar de su nacimiento-, Scarperia e San Piero, Borgo San Lorenzo, Maradi, Faenza, Brisighella y Rávena, donde está enterrado. Permite cruzar los Apeninos y alcanzar el fértil valle del Po, recorriendo las regiones de Emilia-Romaña y la Toscana.


En Verona se puede visitar la casa de Julieta, en Teruel la tumba de los amantes, en Longford la estatua alada de los amantes, a los hermanos Osiecimowie, les dedicaron una canción, que podemos escuchar mientras visitamos su tumba en Krosno. Y en Scanno, en la región de los Abruzzos, hay un lago con forma de corazón. Allí, según la tradición, los pastores que iniciaban la trashumancia regalaban a sus amadas una joya como señal de compromiso. Era la presentosa, una filigrana con forma de estrella y uno o dos corazones en el centro.


La Asociación Europa enamorada es una red continental de la que forman parte ciudades de España, Alemania, Italia, Francia, Portugal, Hungría, Polonia, Países Bajos y Eslovenia. Todas comparten sus historias de amor legendarias y unen sinergias turísticas.


Link al podcast: https://go.ivoox.com/rf/65347396



Ángela Gonzalo