Vacaciones en familia en las Islas Canarias

|



Para vivir unas vacaciones diferentes y divertidas en familia, nada mejor que visitar las Islas Canarias. El archipiélago tiene todo lo que necesitan los más pequeños para pasárselo en grande: parques acuáticos, parques temáticos, actividades al aire libre, playas perfectas y cómodas para ellos y la posibilidad de vivir experiencias y aventuras inolvidables.


Las Islas Canarias cuentan con una impresionante oferta de parques acuáticos y temáticos de todo tipo donde la diversión para grandes y pequeños está siempre asegurada


Parques acuáticos


Aunque todos los parques acuáticos de las islas son perfectos para divertirse a lo grande, pasar un día en el Siam Park, el mayor parque acuático de Europa y uno de los mejores del mundo, es una experiencia inolvidable que no te puedes perder si viajas a Tenerife con niños.


En Aqualand Costa Adeje (Tenerife), además de disfrutar de piscinas y toboganes increíbles tienes la oportunidad de ver el espectáculo de delfines que la Asociación Internacional de Entrenadores de Animales Marinos (IMATA) ha calificado como mejor del mundo. El parque acuático Aquapark Costa Teguise, el más grande de Lanzarote, ofrece paintball para niños y adultos, distintos campamentos y ludoteca, entre otras actividades.


Zoos y acuarios


Las Islas Canarias también tienen zoos y acuarios donde los niños y niñas podrán descubrir de cerca todo tipo de animales exóticos.


Loro Parque (Tenerife) es el más popular, con su espectáculo de orcas, único en las Islas Canarias, la mayor colección de loros del mundo y su fantástico ‘pingüinario’, que recrea a la perfección el hábitat natural de estas aves marinas. En el acuario Poema del Mar (Gran Canaria), la exhibición Deep Sea, que cuenta con la ventana de cristal más grande del mundo, te adentra en lo más profundo del océano. En Palmitos Park (Gran Canaria), los más pequeños quedarán fascinados con el jardín botánico, que alberga la colección de orquídeas más grande de Canarias y un parque zoológico. Y en el Oasis Wildlife (Fuerteventura), vivirás una aventura constante entre elefantes, cocodrilos, hermosas jirafas y leones marinos.




Las mejores playas para ir con niños


Pasar un día de playa en familia hace feliz a cualquier niño: jugar sin parar, divertirse construyendo infranqueables castillos de arena, saltar las olas, sumergirse en el agua una y otra vez e, incluso, disfrutar de un buen zumo o un refrescante helado a la sombra de una palmera.


Las playas de las Islas Canarias son perfectas para pasar unas vacaciones en familia ya que la mayoría dispone de todo tipo de servicios y equipos de socorristas que garantizan en todo momento la seguridad de los bañistas.


Rutas por la naturaleza para toda la familia


Los niños necesitan estar en contacto con la naturaleza, correr y saltar al aire libre, disfrutar de la vegetación, descubrir los secretos de los árboles y plantas… Algo que ofrece las Islas Canarias, y que las convierten en un destino ideal para ir en familia, adentrarse en sus frondosos bosques o patear sus increíbles senderos, aptos para todas las edades.


En cualquiera de las islas hay muchas rutas accesibles con un nivel de dificultad adaptado a los más pequeños de la casa: caminos fáciles, seguros y atractivos para recorrer con niños o, incluso, con la mochilita portabebés a cuestas.


El confort y la tranquilidad que las familias necesitan


Las Islas Canarias forman parte de la Unión Europea, por lo que ofrecen todos los estándares europeos y un sistema sanitario moderno y muy desarrollado, con un servicio de urgencias profesional y excelentemente dotado.


El archipiélago canario cuenta, además, con una amplia infraestructura hotelera y extrahotelera. Tanto los hoteles como los apartamentos y servicios turísticos garantizan la comodidad y seguridad que las familias necesitan.


El carácter canario, cariñoso, afable y hospitalario, hace que los más pequeños (y por supuesto, también los adultos) se sientan muy a gusto durante sus vacaciones. De hecho, los canarios reciben a los visitantes utilizando la expresión ‘mi niño’ o ‘mi niña’, que te hace sentir como en casa. Tomar la decisión de viajar en familia a un lugar habitado por gente así es muy fácil y una decisión acertada.