El Congreso Internacional sobre el Agua y Salud reivindica el balneario como centro sanitario

72 expertos de 12 países analizan los desafíos del termalismo después de la pandemia
|




El 2º Congreso Internacional sobre Agua y Salud de Termatalia, que se desarrolla en la ciudad gallega de Ourense, abrió sus puertas esta mañana en Expourense de forma conjunta con el 4º Simposio Internacional sobre Termalismo y Calidad de Vida, que organiza en Campus Auga de la Universidad de Vigo, ha reunido a 72 expertos de 12 países (Alemania, Argentina, Austria, Brasil, Colombia, España, Francia, Grecia, Italia, Portugal, Tailandia y Uruguay).


En él se analizarán los desafíos del termalismo en la época post-COVID tanto a nivel médico como turístico.


La primera jornada de este congresoo estuvo centrada en reivindicar los beneficios de la balneoterapia en la rehabilitación de las secuelas Post CoVid-19 por su capacidad de reforzar el sistema inmune y también en recordar que los balnearios son centros sanitarios que podrían complementar y ayudar al Sistema Nacional de Salud.


Estos fueron los dos hilos conductores de esta primera jornada que estuvo coordinada por la Cátedra de Hidrología Médica de la Universidad de Santiago de Compostela y por su director, el doctor Juan Gestal, que se ha convertido en el profesional de referencia en Galicia a la hora de hablar de COVID-19. Participaron además el presidente de la Sociedad Española de Hidrología Médica, doctor Francisco Maraver, y los directores médicos de distintos balnearios de España como Caldaria, Mondariz, Cuntis, Aguas Santas o Archena en Murcia.


También participaron, entre otros ponentes, varios médicos del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense, la catedrática en Hidrología Médica Dra. Rosa Failde, y el director del Instituto para la Calidad Turística Española, Fernando Fraile, que presentó la Norma ISO/PAS 5643: Requisitos y directrices para la reducción de riesgo de transmisión del COVID-19 en la empresa turística.


Los ponentes de esta jornada insistieron en el papel que pueden jugar los balnearios en la recuperación tanto de aquellos que han padecido el COVID-19 como de los que no ya que la pandemia y el confinamiento afectaron a todo el Mundo. Tal y como comentó la directora médica del Balneario de Mondariz, Laura Gómez Sanmiguel, "después del confinamiento, mucha gente ha sentido que necesitaba volver a moverse, recuperar el tiempo perdido, volver a sus buenos hábitos saludables. Los balnearios son perfectos para eso".


Durante la conferencia inaugural, el doctor Francisco Maraver, presidente de la Sociedad Española de Hidrología Médica, dejó claro que la balneoterapia puede contribuir a la rehabilitación neuromuscular y respiratoria de las secuelas de quien han sufrido COVID-19 pero también en “reeducación funcional de las consecuencias del confinamiento, la denominada pre-fragilidad”.


Por su parte, la Catedrática de Hidrología Médica, Rosa Miejide, destacó la capacidad de los centros termales en el tratamiento de las secuelas respiratorias de la COVID-19 y defendió la dimensión médica de los balnearios y su amplia tradición en la atención a las patologías respiratorias como la bronquitis crónica o el asma, así como de tipo otorrinolaringológico, como la rinitis, la sinusitis y la prevención de las pérdidas de audición en la otitis infantil, entre otras enfermedades. Si bien indicó que el cierre temporal de las instalaciones termales en la pandemia impidió contrastar la efectividad de sus aguas en las dolencias persistentes de la COVID-19, subrayó que “la comunidad médica europea está recomendando los balnearios como un entorno extrahospitalario muy acomodado para la rehabilitación y la recuperación de las secuelas pulmonares, y no solo eso, sino de todas las derivadas del virus causante, el SARS- CoV-2”.


En el acto inaugural del 2º Congreso Internacional sobre Agua y Salud de Termatalia y el 4º Simposio Internacional sobre Termalismo y Calidad de Vida, que organiza en Campus Auga de la Universidad de Vigo, contó con la participación de representantes de las distintas instituciones que apoyan Termatalia y trabajan en pro del desarrollo del termalismo ourensano y de Galicia en general. Todos ellos destacaron la capacidad del termalismo para diversificar y desestacionalizar la oferta turística, fomentar el turismo interno y generar riqueza en los ayuntamientos donde se asientan los establecimientos termales que suelen estar en entornos rurales.


Durante su intervención, el vicepresidente 1º del Gobierno de Galicia recordó que esta comunidad lidera la oferta en España y comentó sus posibilidades de crecimiento para dar respuesta al auge de la demanda de experiencias sostenibles por parte de los turistas tras el covid. Alfonso Rueda añadió que el termalismo encaja en la apuesta por un modelo de turismo seguro, de calidad y sostenible. Galicia se sitúa como líder en el conjunto del Estado en cuanto a la oferta mineiro-medicinal, y también es la comunidad con mayor número de distintivos de calidad en los establecimientos termales, ya que de los 36 establecimientos de este tipo en España con Q de Calidad Turística, 8 pertenecen a la comunidad gallega. Además, de los 21 balnearios de Galicia, casi el 70% son de cuatro o cinco estrellas, lo que acredita su calidad. 



Andrés Alonso