Visitar Madrid

|


Madrid, la ciudad que permaneció, aunque por poco tiempo, en letargo y que, a día de hoy, ha eliminado las restricciones para dar la bienvenida al turista que está ávido de disfrutar de la cultura, la gastronomía, los conciertos, los teatros, los museos, los colores del otoño, los paseos por el Retiro…

Viajar “enriquece” a las personas, amplía conocimientos, sube la dopamina (generadora de placer) y proporciona una sensación de felicidad que es difícil rechazar.




Si a todas estas ventajas, se añade la ilusión y las ganas de rescatar algo que está en el ADN del ser humano y que se vio mermado durante tantos meses, el resultado es que las ciudades reviven con gente de aquí y de allá, cuyo objetivo prioritario es DISFRUTAR.




En Madrid no existe un único icono porque la realidad es tal mezcla de lugares, puntos de encuentro y posibilidades de ocio que es imposible que quede reflejado en una sola imagen. Se viene a la cabeza, la Puerta de Alcalá rodeada de flores, el grandioso Parque del Retiro acogiendo a corredores o a familias en un paseo dominical, la Milla de Oro de las Calles Serrano y Velázquez con sus impresionantes escaparates, la más que centenaria Gran Vía con aclamados musicales y producciones teatrales, el Reloj de Puerta del Sol brindando por el inicio del año, el Oso y el Madroño o el KM 0 dando la referencia a aquellos que se citan para recorrer el centro y llegar a la mítica Plaza Mayor, la majestuosidad del Palacio Real y la Catedral de la Almudena, el imponente Teatro Real iluminado en la noche madrileña… Todo ello en un radio de 5 km que deja con la boca abierta a turistas y locales que buscan “Madrileñear”a cualquier hora del día o de la noche.

Vuelve el bullicio, vuelve la alegría de las terrazas, la noche que nunca se acaba, las mañanas de paseo por el Rastro, que acaban en un aperitivo por La Latina…


Vuelve la ilusión por planear la ruta del día siguiente y de no saber si dará tiempo a verlo todo de una vez o si dejarlo como excusa para el próximo “puente”.



Destino para todos los públicos, familias buscando diversión, personas de negocio que encuentran el ocio tras la jornada de trabajo, parejas que se pierden por los rincones más románticos como el templo de Debod y esa luz que Madrid y su cielo tan particular sólo tiene.



Disfrutemos del viaje, de destinos en hoteles como Novotel Madrid Center a 5 minutos caminando del Retiro en el barrio de Salamanca, en una de las ciudades más cosmopolitas del mundo y que abre las puertas a todo aquel que sienta la pasión por descubrir, vivir, aprender y ser un poquito más felices.