Exposición de Sofía Gandarias en Madrid. KAFKA EL VISIONARIO.

|

La pintora de Guernica, muerta prematuramente en 2016, dedicó entre 2006 y 2009 gran parte de su tiempo y de su esfuerzo a la realización de una serie 64 cuadros que constituye un inmenso retrato de esa época que va desde la “guerra de los sonámbulos, la Primera Mundial,  tras el asesinato en Sarajevo, que nadie tenía intención de iniciar, hasta el final de la Segunda, en la que ya eran muchos los que la habían deseado. La serie completa se ha exhibido en Berlín y en Liepzig y ahora llegan a Madrid 34 cuadros de la misma que se pueden admirar en el intenso espacio del Centro Sefarad Israel.


Es inevitable el recuerdo de Stefan Sweig en su ‘El mundo de ayer’  y su incapacidad física para soportar más dolor  a pesar de haber abandonado ya Europa, pero aún en medio de esa guerra deseada. La exposición es un relato histórico en la que toman protagonismo personajes judíos, Kafka, Primo Levi, aunque para ellos esa religión fue más un accidente heredado que una vocación por la que, sin embargo, algunos pagaron.


Otros como el que da título a la exposición demuestran que “la memoria no sólo es un recuerdo del pasado, sino una proyección del futuro”. Kafka muere en 1924 pero no desentona vestido de interno de un campo de concentración nazi. Ya veía, o hacía que Josef. K viera, “el rostro de los horrores del poder del siglo XX y profetiza los del XXI”.


En uno de los comentarios sobre esta serie, Saramago afirma que “las pinturas son siempre lugares de memoria“ pero, al cabo de un tiempo de observar los cuadros expuestos, es inevitable pensar que algunos de los síntomas de esa enfermedad que creíamos extinta están otra vez ahí , delante de nosotros, esperando sólo que los sonámbulos, sin saber cómo, se líen entre ellos.


Hasta el 31 de agosto en Centro Sefarad-Israel. Calle Mayor, 69. Madrid


Texto: Ignacio Vasallo