Descubre la ruta del arte urbano en Madrid

|

Street art tour madrid

Autora: Eva Llorca.


Si hay algo que no le falta a Madrid son trazados para que los turistas se lo pasen en grande durante su estancía en la capital. Y, sin embargo, en esta ocasión no queremos detenernos en los mejores bares de tapa ni tampoco en los famosos museos o bellísimos parajes naturales.


La idea es poder repasar algunas de las principales propuestas que forman parte de la  ruta de arte urbano en Madrid, una opción cada vez más buscada por los extranjeros y españoles que llegan a la ciudad y quieren conocer aquellas producciones que no firman Picasso o Velázquez.


Lo primero que deberás tener en cuenta, si te ubicas entre ellos, es que Madrid es considerada una de las localidades de mayor relevancia para el street art en Europa, con obras de Suso 33, Muelle, Borondo, Spy, Okuda o Jonipunto, por mencionar algunos.


El arte urbano en Madrid & grafitits no han dejado de crecer en los últimos tiempos y, a día de hoy, podemos encontrarnos con una enorme cantidad tanto de grafitis como murales que bien valen la pena conocer, ya sea para obtener ideas como para tomarnos espectaculares fotografías.


Comenzamos entonces con Suso 33, como decíamos uno de los referentes internacionales del arte callejero, alguien que no sólo ha dejado su huella en paredes de toda la capital, sino que también protagoniza exposiciones en museos de primera línea. Si quieres acercarte un poco más a sus realizaciones, casi con seguridad la más conocida es el mural que homenajea a Miguel de Cervantes, situado en el edificio que abre la avenida Reyes Católicos de Alcalá de Henares.


Juan Carlos Argüello Garzo, Muelle, es otro de los grandes grafiteros que coparon las calles de Madrid, al punto de convertirse en inspirador de otros. Fallecido hace ya un cuarto de siglo, su última firma en la calle Montera fue conservada y restaurada antes de trasladarse a la Imprenta Municipal, donde ahora forma parte de la exposición Letras liberadas de esta institución.


Okuda San Miguel es uno de esos artistas urbanos que, si bien lleva su obra por todo el mundo, de vez en cuando se detiene con sus curiosos grafitis geométricos en territorios de gran movida. Viajeros de todas partes se acercan a la esquina de Embajadores con la Travesía, donde pueden verse sus colaboraciones con el lisboeta Bordalo. Un 2x1 imperdible.


Los amantes específicamente de los murales no deberían perder un minuto antes de acercarse hasta el Reloj de Sol de Sombrerete, considerado uno de los más bellos de la capital aunque, por extraño que parezca, es menos conocido que otros. En la fachada de la llamada Casa de la Vela, situada en el número 26 de la calle Sombrerete, puedes ver esta obra de 1985 realizada por Ángel Aragonés.


Por último, pero no por eso menos atractiva, tenemos la calle Marqués de Viana, en el distrito de Tetuán, que ganó popularidad hasta convertirse en todo un icono del arte urbano madrileño, gracias a la participación en sus paredes de artistas como San, E1000 y Borondo