Mambo Italiano

|


¡¡¡Huy ¡¡¡ Quise decir bono. En realidad allí le llaman “ BonusVacanze” y, como es sabido consiste en una subvención a familias o personas que ganen menos de 40.000 euros al año de , entre quinientos y ciento cincuenta euros ,según el número de personas en el grupo, para que los hoteles que han aceptado formar parte del programa lo descuenten de la factura y luego recuperen el descuento de la administración.


Es fácil comprobar que la medida reúne algunos de los requisitos que debe tener cualquier norma; como generar titulares y aumentar la burocracia.


Como era previsible el resultado ha sido modesto: solo ha sido utilizados un tercio de los bonos solicitados, por un importe de unos seiscientos millones sobre un fondo total de dos mil millones. Los propietarios de los hoteles se quejan de que las empresas pierden la muy necesaria liquidez, hasta que cobran lo descontado y que además hay gastos de gestión y costes burocráticos, como se podían haber imaginado cuando se inscribieron. Los bonos tienen validez hasta el 31 de diciembre pero hay consenso en que muy pocos más serán utilizados.


Y así es como el bono se convierte en mambo. Cuando en cualquiera de las versiones en YouTube –olvídense de la película canadiense del mismo título- Sofía Loren se pone a bailar el mambo, los varones empiezan a perder el sentido de la orientación o incluso el equilibrio como Vittorio de Sica vestido de carabiniere y se olvidan del motivo por el que estaban en ese lugar.


Eso es lo que les ha pasado a los hoteleros que piden a la Administración que el dinero de los bonos no utilizados se aparque en un fondo hotelero cuyos destinatarios serian…..


A la vista del resultado la Administración española ya está estudiando, a petición de nuestros hoteleros el posible bono español, que si no funciona siempre puede convertirse en mambo, aunque nos falte Sofía.


Los andaluces han sido más rápidos y para la temporada baja la Junta subvenciona con hasta trescientos euros estancias de más de tres noches en hoteles que tengan el distintivo “Andalucía Segura “ , reservadas a través de Agencias de viaje que también cuenten con él . Como la primera norma no funciona la reforzamos con otra que aumente aún más la burocracia. Hay que rellenar documentos en la Agencia, entregar la factura en un registro oficial y a esperar que la Delegaciones provinciales hagan el abono. Se han presupuestado nueve millones de fondos públicos.


Mucho más sencillo, pero, desgraciadamente, con menos titulares y burocracia, seria ampliar la actuación del Imserso para incluir a personas jóvenes , que tienen más disposición a viajar y menos dinero como propone, en estas mismas páginas, el Director de la Escuela de negocios Turísticos Fort. Afirma también que se recuperarían 1,54 euros por cada uno invertido.

Hasta ahora la actuación más exitosa ha sido la implementada en Gran Bretaña, denominada “ Eatout to helpout “ , a propuesta del Ministro de Hacienda RishiSunak , que dedicó quinientos millones de libras para que los restaurantes participantes descontaran el cincuenta por ciento de la factura hasta diez libras por persona y dia en las consumiciones de lunes a miércoles y excluyendo el alcohol. Hay que recordar que la hostelería tiene muchos más empleados que la hotelería.


Además utilizó el arma más vieja en el arsenal de los ministerios de hacienda: una disminución del tipo del IVA a los servicios de hotelería y restauración del veinte al cinco por ciento durante seis meses.


En el Reino Unido estas medidas han funcionado, pero claro no tienen a Sofía distrayendo al personal y si el competente Sunak intentara imitarla sería muy difícil garantizar el éxito.


Nuestro hoteleros y nuestra Administración no necesitan que les recuerden lo que pasó con el certificado “ Turismo Responsable “de la Secretaria de Turismo que , ese sí, reunía casi todos los requisitos de una nueva norma , además de los ya mencionados de crear titulares y generar burocracia, es decir : ser inútil, imposible de implementar y tener efectos negativos. Y eso sin que la Loren nos distrajera.



Texto: Ignacio Vasallo

BBJ Max 7 Concept Genesis Animation by SkyStyle