La Cofradía del Hojaldre de Torrelavega repartió dulces por las residencias de mayores de la ciudad

|



Como es tradición, la Cofradía del Hojaldre de Torrelavega celebró a su patrón, San Andrés, el pasado miércoles,visitando los centros de personas mayores de la ciudad. En concreto, sus miembros se desplazaron al Asilo San José, a la Residencia Alborada y al Centro Fernando Arce. Durante la misma los cofrades luciendo sus trajes de ceremonia repartirán polkas y chocolate entre los residentes. Las polkas, dulce típico de Torrelavega, fueron obsequio de los pasteleros locales.


La delegación de cofrades, encabezada por su Gran Maestre, Javier López Marcano, fue recibida por la presidenta del Fundación, Luisa Mercedes Izárraga, quien agradeció la iniciativa a la cofradía y la colaboración de los pasteleros dela Capital del Besaya.


La Cofradía surgió hace más de 20 años con el objetivo de "promocionar las cosas de Torrelavega, especialmente el hojaldre" y ahora, que "hemos contribuido a hacer marca y a poner en valor este producto, queremos integrarnos en el dinamismo de la ciudad y contribuir a su riqueza asociativa" con iniciativas como esta merienda a los ancianos, han explicado desde la asociación gastronómica.


La cofradía del Hojaldre de Torrelavega nació para promocionar el hojaldre, típico producto de repostería que siempre ha estado vinculado a Torrelavega, dada la tradicional fama de que ha gozado y sigue teniendo este dulce, gracias a familias reposteras de la Ciudad del Besaya, que han transmitido su conocimientos a otros profesionales, que ya se reparten por la región. Las polkas, las tartas milhojas, los lazos y otros productos hacen las delicias de los paladares golosos.


Luciendo sus trajes de ceremonia es frecuente ver a su centenar de miembros en cuantos lugares es necesario dar a conocer y resaltar la calidad de los hojaldres torrelaveguenses, como jornadas, ferias o encuentros gastronómicos. 



Andrés Alonso